Google+ Followers

domingo, 8 de julio de 2018

Una Relación En Su Peor Momento

El presidente le había reprochado a Lifschitz porque Santa Fe no adhirió a la ley nacional de Aseguradoras de Riesgo del Trabajo. "Nosotros defendemos a los trabajadores", dijeron. Bonfatti denunció que 37 obras de para la provincia "van a ser recortadas". El socialismo en su conjunto salió ayer a cruzar al presidente Mauricio Macri, quien el viernes le reprochó en la cara a Miguel Lifschitz que Santa Fe era la única provincia grande que no había adherido a la ley de ART.

A través de un comunicado firmado por la conducción del Partido Socialista replicaron el duro discurso en Carcarañá, desde donde Macri habló de "mafias" que le "cagan la vida" a los argentinos y criticó la falta de adhesión de Santa Fe a la ley de ART, que según él favorece a "la industria de los juicios laborales"."Nosotros tenemos una posición histórica en favor de los trabajadores/as, y coherentes con ello, rechazamos esta ley en 2012 y su reforma en 2017", definió el PS y detalló sus argumentos mediante un comunicado. En el mismo tono crítico al gobierno nacional, el diputado provincial y presidente del PS, Antonio Bonfatti, señaló que "el gobierno nacional decidió quitar 30.000 millones de pesos en obra pública a nivel nacional, como afirmó Dujovne y luego ratifica el documento firmado con el FMI". Bonfatti precisó desde su cuenta de Twitter que "37 obras en la provincia van a sufrir el ajuste" y enumeró que "las autopistas como la de las rutas 33 y 34 se verán afectadas". "También recortan jardines: de 21 proyectados, 11 ya pasaron por la tijera de Dujovne, al igual que los hospitales regionales de Reconquista y Santa Fe", precisó.

En su texto partidario el Socialismo recuerda que "Argentina sancionó en marzo del 2017 la ley 27348 de ART (Aseguradora de Riesgo de Trabajo), la cual debe ser adherida por las provincias para ser aplicada en sus territorios, esta ley no hace nada más ni nada menos que restringir los derechos laborales que se encuentra explícitos en el art 14 bis, la misma beneficia a las empresas a costa de la salud de los trabajadores", indica el texto del Frente Gremial del PS.

Entre los puntos cuestionados, mencionaron el rol de las comisiones médicas jurisdiccionales que "solo existen 35 en todo el país y 16 en las provincias lo que genera que los trabajadores no puedan acercarse en muchos casos a realizar los reclamos y sigan trabajando en formas inhumana".

Para el Socialismo, los trabajadores informales o changarines "seguirán siendo los excluidos y se sumarán otros tantos; estas medidas no vienen a promover la salud ni los derechos a los trabajadores sino que por el contrario tiene como objetivos introducir la flexibilización laboral".

"Cuando la mencionada ley habla de disminuir la litigiosidad laboral nosotros los progresistas podemos dar el ejemplo que se viene dando desde la provincia de Santa Fe exigiendo que se promuevan los comités mixtos de salud y seguridad laboral", añadieron. 

El documento señala que es momento de estar "al lado de los desprotegidos, de los que menos tienen, los que solo poseen como riqueza su fuerza de trabajo para producir y hacer grande nuestra Nación".

El que no se quedo callado tampoco fue el diputado provincial Bonfatti, quien señaló que "el gobierno nacional decidió quitar 30.000 millones de pesos en obra pública a nivel nacional, como afirmó Dujovne y luego ratifica el documento firmado con el FMI". 
"Esto implica un golpe al corazón de las economías provinciales, un retroceso en contra del federalismo. Aquí en Santa Fe el impacto del ajuste de Cambiemos es de 1660 millones de pesos menos en obras del Presupuesto 2018 aprobado por el Congreso de la Nación", siguió el ex gobernador.

Bonfatti precisó desde su cuenta de Twitter que "37 obras en la provincia van a sufrir el ajuste" y enumeró que "las autopistas como la de las rutas 33 y 34 se verán afectadas". "También recortan jardines: de 21 proyectados, 11 ya pasaron por la tijera de Dujovne, al igual que los hospitales regionales de Reconquista y Santa Fe", precisó.

En esa línea criticó la "falta de compromiso del gobierno de Mauricio Macri" y aseguró que Santa Fe "terminará las obras que Nación abandona".

El presidente Macri, dijo el viernes en Carcarañá que una clave para aumentar la producción es que "no haya más prepotencia, no más comportamientos mafiosos". Y habló de los piquetes al señalar que "uno que se pone en el medio de la ruta, les caga la vida a todos". Pero fue más allá y dijo que "hay muchas de esas mafias que atacamos y una es la de la industria de los juicios laborales". Y fue entonces que le pasó la factura a Lifschitz, presente en el lugar: "Santa Fe es la única provincia grande que no ha adherido a la ley de ART. Necesitamos tener todas las herramientas que nos permitan defendernos de eso, cuidemos empleo de todos los argentinos. La mayoría de los argentinos somos buenos, gente de trabajo que no quiere inventar accidente laboral. Hay que sacar a mafiosos".