Google+ Followers

martes, 10 de julio de 2018

Por Qué Ya Ni Se Habla De Esa Plata

Son los 54 mil millones de pesos, sin actualizar, que la Corte ordenó a la Nación pagarle a Santa Fe. La última reunión por el tema no produjo avances concretos y ahora los diputados quieren saben en el estado en que se encuentran las negociaciones.

Apenas termine el receso legislativo, el ministro de Economía Gonzalo Saglione y el fiscal de Estado Pablo Saccone informarán a la Cámara de Diutados sobre las tratativas con el gobierno de Mauricio Macri para que éste cumpla el fallo firme de la Corte Suprema de la Nación de noviembre de 2015 que le ordena saldar una deuda por coparticipación con Santa Fe, que se estima en 54.000 millones de pesos. El informe está previsto para el miércoles 25 de julio, según anticipó el autor de la convocatoria y diputado del PJ Luis Rubeo, aunque falta definir la hora. “Es lo que me informaron en la comisión de Labor Parlamentaria” que integran el presidente de la Cámara Antonio Bonfatti y los jefes de bloques, dijo el legislador a Rosario/12.

Rubeo propuso convocar a Saccone “en un proyecto que presentó el 27 de junio‑ para que “informe y de explicaciones por el incumplimiento o no de la cláusula “P” que Miguel Lifschitz incluyó en el Consenso Fiscal que firmó con Macri en noviembre de 2017 y la Legislatura convirtió en la ley 13.748 en febrero de este año. “Y en función de ello, qué acciones se están realizando para ejecutar la sentencia firme contra el Estado nacional”. La cláusula es la que obligaba a Macri a acordar con Lifschitz un plan de pago de la deuda “antes del 31 de marzo”. “Como eso no ocurrió y ya pasaron 90 días, pedí que venga el fiscal de Estado y que diga cuáles son las acciones que vamos a hacer desde  la provincia para cobrar esa deuda. Porque ya estamos en la instancia máxima, que es la Corte Suprema de Justicia. Entonces, lo que tenemos que pedir es un pronto despacho para que la Nación liquide la plata porque la verdad es que hace falta”, planteó Rubeo.

En Labor Parlamentaria, Rubeo aceptó una contra propuesta del oficialismo para llamar no sólo al fiscal de Estado, sino también al ministro de Economía. Bonfatti se encargó de las gestiones ante la Casa Gris y el jueves último, Rubeo se anotició que Saccone y Saglione pasarán por Diputados el 25 de julio, en horario a confirmar. “Será una reunión en la Presidencia de la Cámara con todos los legisladores que quieran asistir. No se votará el proyecto, pero avanzamos en la cuestión de fondo que es la que interesa”, agregó el legislador. 

Saglione ya pasó el jueves último cerca de la Legislatura para informar sobre las negociaciones con el gabinete de Macri por la deuda con Santa Fe. No llegó al edificio histórico, pero sí a un despacho que está en frente, donde se reunió con los jefes del interbloque del Frente Progresista, a quienes les comentó que “aún no hay acuerdo” con el gobierno nacional. “Hubo un acercamiento” de posiciones, pero “todavía no hay acuerdo”, dijo uno de los diputados que escuchó su informe. En la última reunión de Lifschitz  y Saglione con los ministros de Economía, Nicolás Dujovne y del Interior, Rogelio Frigerio, el gobernador reveló que “nos hemos acercado” a un acuerdo y confiaba en cerrar el trato en poco tiempo.

Sin embargo, Rubeo no le cree a Macri. “Estamos con el plazo vencido (el del 31 de marzo para acordar el plan de pago) y crecen las dudas.  La primera reunión” con los ministros nacionales “se hizo a pocos días del vencimiento y todo es incertidumbre. Desde el monto adeudado sobre el cual hay una diferencia de más de 15.000 millones de pesos (Santa Fe reclama 54.000 millones y Macri reconoce 31.000 millones) hasta la forma de pago que incluye varias alternativas, menos dinero en efectivo. Nadie  sabe a ciencia cierta qué idea de cumplimiento” de un fallo judicial “tiene Macri”, ironizó Rubeo.

“Y a esta incertidumbre se el incumplimiento en la fecha fijada por el Pacto Fiscal. ¿Qué sucede” ¿Se cae el Pacto? ¿Recuperamos lo cedido por Lifschitz” ¿Debe el gobernador accionar nuevamente ante la Corte?“, se preguntó Rubeo. “Lo dijimos en su momento y lo sostenemos ahora, el Pacto Fiscal fue un muy mal negocio para Santa Fe  y más para los santafesinos, a los que sólo les llega los aumentos del Inmobiliario, los tarifazos y el límite a las paritarias que se acordó en su momento. También sabíamos que Macri no cumpliría y sólo le interesaba la firma Lifschitz. Las propuestas que se conocen extraoficialmente son cada vez más laxas, se habla de pagar con obras (que le corresponderían a la provincia por derecho propio) e inclusive se mencionan las obras que ya están en marcha como parte de pago de la deuda”, concluyó Rubeo.