Google+ Followers

martes, 31 de julio de 2018

Es Una Campaña Sucia

“Somos consciente de que esto se trata de una operación del gobierno nacional para correr el eje de los próximos aumentos de las tarifas” y “hacer caer la responsabilidad en las empresas distribuidoras”, como la EPE, dijo Neri.

El presidente de la EPE, Maximiliano Neri, quedó ayer ante un desafío: ¿cómo desmentir que él y sus cuatro colegas del directorio no cobran los 430 mil pesos que le atribuyeron en público? Una forma era mostrar su último recibo de sueldo con un ingreso de bolsillo de 124 mil pesos, que es lo que hizo. La diferencia entre los números supera los 300 mil. La otra, descorrer el telón. “Acá hay una operación política” del gobierno de Mauricio Macri, denunció. “Una campaña sucia que nos trae al barro”, dijo después. Y el propósito: desviar el eje y distraer la atención de “los próximos aumentos de tarifas para cargar la responsabilidad en las empresas distribuidoras” como la EPE. En esa lectura, Neri asoció dos hechos: las declaraciones de Macri desde Sudáfrica a una emisora de Rosario, que “cargó las tintas”, dijo que “el problema de la energía en el país son las distribuidoras” y “atacó a la EPE” y a la empresa de Córdoba. Y la acción del intendente de Santa Fe y jefe de Cambiemos, José Corral, quien ya “no paga más el alumbrado público” en la ciudad capital. “Es una operación complicada en la que tratan de poner palos en la rueda y correr el eje del debate. Es la vieja política: sacan estos temas para embarrarnos y obligarnos a desmentir a gente que quiere tomar a la EPE como botín político”, alertó.

Neri cambió su agenda del día apenas se anotició del reguero mediático que le atribuía a él y a los otros cuatro directores percibir ingresos por encima de los 400 mil pesos. “Decidí publicar mi recibo para desmentir lo que publicó el diario La Capital de Rosario”, dijo por Aire de Santa Fe. Y se declaró “muy preocupado por la irresponsabilidad de comunicar información totalmente falsa. Por eso, doy a conocer mi sueldo, no tengo problemas porque soy el presidente de la empresa, es lo que corresponde”.

“Somos consciente que esto se trata de una operación del gobierno nacional para correr el eje de los próximos aumentos de las tarifas” y “hacer caer la responsabilidad en las empresas distribuidoras”, como la EPE. “Hace unos días”, Macri habló desde Sudáfrica por una emisora de Rosario y “cargó las tintas”, dijo que “el problema de la energía en el país son las distribuidoras y atacó a la EPE y a la empresa de Córdoba. Esto responde a eso”, tiró.

Según Neri, la difusión de un supuesto salario que supera en más de 300 mil pesos al que percibe de bolsillo “atenta contra la seguridad de las personas. Hay gente que camina por la calle y cree que el presidente de la EPE cobra 430 mil pesos. Es muy grave, que den información de esa naturaleza y expongan con información falsa a gente, como yo, que quiere transformar la empresa”.

Y agregó: “Es una campaña sucia que nos trae al barro y nos saca del eje de trabajo”. “Lo que más me preocupa es la falsedad de la información que circula, sobre toda para gente que trabaja en la empresa, que no percibe esos salarios y los pone en una situación de incomodidad muy grande”.

Así como la EPE tiene que responder por su prestación –siguió Neri- “los medios tienen que ser evaluados por la veracidad de la información que publican. Esto es un problema grave. Publicar esa información es de gravedad, porque no tiene ningún sentido real. Y ponen en riesgo a los trabajadores de la empresa”.

En esa línea, se mostró de acuerdo con publicar los sueldos de los directivos de la empresa. Neri percibe de bolsillo 124 mil pesos, el vicepresidente y los tres vocales del directorio entre 96 mil y 103 mil pesos; los gerentes entre 81 mil y 91 mil pesos y los jefes entre 66 mil y 76 mil pesos, según la escala que se conoció ayer.

“Esta es una operación que trata de poner palos en la rueda”, planteó el presidente de la EPE. Y recordó los chispazos políticos que tiene desde hace tres meses con Corral, quien en su “verborragia” ya “no paga más el alumbrado público” en la ciudad de Santa Fe y hoy adeuda a la empresa. Hemos tenido varios conflictos. Y esto atenta contra el tiempo de gestión para mejorar un montón de cosas”.