Google+ Followers

miércoles, 4 de julio de 2018

El Ajuste Es Mala Educación

Un funcionario de Educación propuso que las docentes viajen "por sus propios medios" o "juntarse entre varias para pagar la nafta y trasladarse". "Ya hemos padecido los riesgos que genera la ausencia del Estado en este tema", reaccionó Amsafé.

La negativa del gobierno provincial a continuar pagando el traslado de los docentes de escuelas de campo y peri urbanas suma tensiones y costo político. Amsafé puso el reclamo arriba de la mesa en su agenda paritaria con el Ministerio de Educación y calificó la decisión como "una clara medida de ajuste" con "cientos de alumnos" que verán "seriamente afectado su derecho social a la educación y no podrán continuar asistiendo a escuelas rurales de nivel medio". La medida -disparó el sindicato en un comunicado‑ significa una retirada del Estado y, por lo tanto, la posibilidad de que vuelvan a ocurrir dos tragedias de la historia reciente que los maestros se encargaron de enrostrarle al gobierno: el caso de Daniela Spárvoli y el accidente de Tostado en 2013.

"La problemática del transporte de los docentes de escuelas rurales no es nueva. Forma parte de una agenda de largo y permanente reclamo de nuestra organización sindical. Ya hemos padecido los riesgos que genera la ausencia del Estado en este tema, solo debemos hacer memoria y recordar las tragedias en las rutas (Tostado 2013) así como la violación y asesinato de nuestra compañera Daniela Spárvoli en 2013", señaló el sindicato conducido por Sonia Alesso.

El 27 de mayo de 2013, una combi que llevaba a trabajar a docentes rurales en el departamento 9 de Julio chocó de frente contra una camioneta en la ruta 95, cerca de la ciudad de Tostado. Murieron siete maestras, además de otras tres personas. Iban a dar clases a escuelas rurales en Pozo Borrado, San Bernardo y Villa Minetti.

Spárvoli, de 27 años, era una maestra que trabajaba en Villa Eloísa y vivía en Carcarañá, adonde volvía todas las tardes haciendo dedo en la ruta. El 14 de mayo de 2003 subió a la Kangoo de un hombre que se ofreció a llevarla, pero que la violó y la asesinó.

El Ministerio de Educación ya comunicó su decisión de dejar de costear los combis y remises que habitualmente trasladaban a docentes ‑y también a alumnos‑ a las 700 escuelas rurales que hay en Santa Fe. Por eso el lunes hubo un abrazo solidario a uno de esos establecimientos, en Uriburu al 7500, como protesta.

Pero ayer el secretario de Gestión Territorial y Educativa del gobierno, Federico Paggi, ratificó la medida en declaraciones a La Capital. Como alternativa, el funcionario propuso que las docentes viajen "por sus propios medios" o "juntarse entre varias para pagar la nafta y trasladarse".

La respuesta indignó a docentes que cumplen su labor en alguno de esos establecimientos, y que titularizaron cargos allí valorando que tenían garantizada la movilidad. Por todo eso, salieron a exigir "la urgente solución de los traslados y la movilidad de estudiantes y docentes secundarios de zonas rurales a las escuelas".

"Se trata de un nuevo ajuste a la educación pública, de la cual el Estado tiene la responsabilidad constitucional de ser garante", apretó Amsafé. En algunas delegaciones de Educación se barajó la alternativa de que sean los gobiernos comunales en cada distrito los que costeen el transporte. La posición gremial rechaza esa salida. "No vamos a permitir que el Estado delegue esa responsabilidad en las comunas, que ya se encuentran en crisis debido al contexto económico nacional y no poseen los fondos para afrontar una situación que es obligación de la gestión educativa. Esta política de ajuste significará que cientos de alumnos verán seriamente afectado su derecho social a la educación y no podrán continuar asistiendo a escuelas rurales de nivel medio", enfatizó el comunicado gremial.

"El traslado seguro es una preocupación que afecta a todos los niveles de la ruralidad y que requiere una atención integral. Desde Amsafé exigimos abrir un espacio de debate para discutir una política global para atender la ruralidad, desde una perspectiva general que mire tanto lo propio de esta enseñanza como los problemas que acarrean la falta de trabajo y el desarraigo", concluyó el pronunciamiento sindical.