Google+ Followers

miércoles, 18 de julio de 2018

Cómo Impacta La Recesión

El ministro de Trabajo de la provincia Julio Genesini alertó ayer sobre la destrucción del empleo en el sector privado. Lo llamó “efecto goteo” porque son despidos constantes, individuales, por “acuerdos de desvinculación laboral” entre las partes que registra y homologa su cartera. Los atribuyó a la recesión económica en el país que “impacta primero en las micro empresas y pequeños comercios”. Y confirmó las cifras que “preocupan” al gobierno de Miguel Lifschitz y resuenan en la Legislatura: en el primer semestre de 2018 ya quedaron en la calle 2.539 trabajadores en toda la provincia. Muchos más que los 2.382 que habían perdido su puesto de trabajo en 2017, lo que revela la velocidad de la caída. La situación “está en línea con el escenario recesivo” del país que admitió hasta el propio gobierno de Mauricio Macri, dijo Genesini.

El informe del ministro tuvo inmediata repercusión en la Cámara de Diputados. El presidente de la comisión de Asuntos Laborales, Miguel Solís, consideró que “los datos de Genesini” acusan a Macri y “a las políticas erróneas del gobierno nacional”. Y aclaró que “corresponden a despidos de trabajadores registrados” y en blanco. La otra parte del drama: los despidos de trabajadores informales y en negro sigue oculta. “Ellos son los primeros que sufren la crisis económica”, planteó el socialista.

Solís recordó que junto a sus colegas de la comisión acompañaron “los distintos conflictos laborales” en la provincia. “La apertura de las importaciones, el aumento de las tarifas y la caída del consumo, llevaron a una situación muy complicada para las industrias y esto sin dudas repercute en el índice de desempleo. Todo esto, se agravó en los últimos meses con la corrida del dólar, la devaluación, las altas tasas de financiación y la profundización de la crisis económica”, agregó.  

Lo que sorprendió al ministro Genesini es la magnitud de los “despidos por goteo”, que ya superan los 2.500 en los primeros seis meses del año. Casi 200 más de los que se registraron durante todo el año pasado. Y aclaró que son “los que se tramitan ante el Ministerio de Trabajo porque puede haber otros que acordaron las partes y no vinieron a formalizar el acuerdo en el Ministerio. Pero el grueso viene a  registrarlo para darle certeza y vemos que estos guarismos se corresponden con un escenario recesivo que admite hasta el propio gobierno nacional”.

“Advertimos mayores dificultades en línea blanca, algunas situaciones

en maquinaria agrícola, muebles”.

La pérdida de los puestos laborales amenaza a “los emprendimientos más pequeños, a distintos servicios, talleres. Los rubros son variados. “Advertimos mayores dificultades en línea blanca, algunas situaciones en maquinaria agrícola, muebles o bienes durables”, explicó el ministro de Trabajo. “Es la misma tendencia que veíamos en 2017”, pero ahora, en el primer semestre de 2018, la caída es “más rápida” por “el impacto que tiene la situación económica”.  

“Este escenario se compadece con la situación que se empieza a sufrir” en las pequeñas empresas: “la devaluación, la corrida cambiaria, las dificultades para conseguir crédito y la caída de la demanda”. “Todo esto impacta en los pequeños emprendimientos que son los que tienen menos espalda para resistir una situación de pocas ventas o disminución de la demanda”.

Genesini dijo que el asunto se trató en el Consejo Económico y Social para sumar entidades al llamado “Acuerdo Santafesino por la Producción, el Trabajo y la Innovación”.  “Hoy estamos en un escenario de cambio en términos de política macroeconómica, hubo una fuerte corrida cambiaria, se impusieron altas tasas de interés, hay un rebote de la inflación, retracción de demanda, una serie de situaciones que complican el funcionamiento de las empresas”.

“Hay una gran incertidumbre en el devenir de la actividad económica –siguió el ministro- y eso complica la producción y la inversión”.