Google+ Followers

domingo, 29 de julio de 2018

Baradel No Acatará La Conciliación Obligatoria Por El Conflicto Docente

SUTEBA, el gremio que conduce, se intentará resguardar de las multas detrás de un paro nacional lanzado hace unas horas. Tal cual habían acordado ayer, los otros cuatro sindicatos bonaerenses levantaron la huelga.

Ayer los gremios nucleados en el Frente de Unidad Docente bonaerense (FUDB) resolvieron que acatarían la conciliación obligación dictada por el gobierno de María Eugenia Vidal y que formalizarían el anuncio hoy por la tarde. Sin embargo, SUTEBA, el sindicato que conduce Roberto Baradel, decidió desatender el mandato del frente e irá a un paro por 48 horas el próximo lunes y martes.

Según supo Infobae, los otros sindicatos que integran el frente -FEB, UDOCBA, AMET y SADOP- sí optaron por seguir la medida que habían consensuado en bloque: acatar la conciliación obligatoria y suspender el paro por 72 horas anunciado el jueves.

La jugada de SUTEBA, el principal gremio bonaerense, está enmarcada en medidas de fuerza que hace unas horas dispusieron tanto la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA) como la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), ambas entidades a las que pertenece. Al tratarse de un paro con alcance nacional, creen, podrán resguardarse de las multas económicas por no acatar la conciliación obligatoria, que es de carácter provincial.

Un episodio parecido tuvo lugar el año pasado. SUTEBA no acató la conciliación obligatoria de la Provincia porque se trataba de un paro nacional de CTERA. “Si no van a trabajar, será incumplimiento y multa para el gremio. La conciliación está vigente, informada fehacientemente y en tiempo y forma. Se trataría del segundo incumplimiento en dos años. La multa anterior todavía está pendiente”, dijeron a Infobae desde el gobierno bonaerense.

No obstante, en este caso, la maniobra fue tan repentina que, de acuerdo al comunicado, no parece tratarse de un paro en todo el país. “La Junta Ejecutiva de CTERA resolvió declarar para los días lunes 30 y martes 31 del corriente, a una jornada nacional de protestas, con movilizaciones provinciales, y paro en las provincias de: Chaco, Tierra del Fuego, Buenos Aires , Santa Cruz y Capital Federal, entre otras”, dice el comunicado. El “entre otras” esconde una ambigüedad intencional.

Otro factor que influyó en el no acatamiento fue que la conducción opositora, la multicolor de SUTEBA comandada por Romina Del Plá, con fuerte presencia en La Matanza, Ensenada y Escobar, ya había anunciado que de igual modo iría al paro. Baradel no quiso dar una muestra de debilidad de cara a sus seccionales, que presionaban con ir a huelga.

La decisión de SUTEBA abre una grieta en el frente gremial, que había resuelto lanzar un comunicado hoy a las 14 diciendo que acatarían la medida y que tenían programada para mañana una conferencia de prensa. “Ayer todos acordamos acatarla. Hoy se le presentaron a Robi (Baradel) problemas con algún grupo”, dijo a Infobae una fuente sindical. “El frente no está roto. Se conversa en buen tono y hay compromiso de continuidad. Pero cada quien debe atender su frente interno, eso se entiende y se espera”, agregó.

La conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo bonaerense consideró la escolaridad como “un derecho inalienable”. La resolución deja en claro que, en caso de no ser acatada, se llevarán adelante sanciones económicas e incluso el posible cese de la personería gremial. También expresa que se debe garantizar el dictado de clases por al menos 15 días hábiles. “Se intima a las partes a retrotraer la situación a la fecha anterior al inicio del presente conflicto, procediendo a la suspensión inmediata de las medidas de acción directa dispuestas y a abstenerse de adoptar cualquier otra”, dice.

El lunes se reiniciarán las clases después de las vacaciones de invierno en la mayoría de las escuelas bonaerenses. Sin embargo, SUTEBA tiene 70 mil afiliados, por lo cual se sentirá la medida de fuerza.