Google+ Followers

viernes, 29 de junio de 2018

No Fue Un Hecho Anecdótico

La periodista Salomé Sencar le inició una causa penal a Evelyn Beltrame, quien le mandó un audio por Facebook para que "la hagan desaparecer como los nazis hicieron desaparecer a los judíos". Por otro lado, la docente fue reubicada en otra escuela.

La periodista Salomé Sencar le inició ayer una causa penal a la maestra de quinto grado de la Escuela Beleno de Santa Fe, Evelyn Beltrame, quien le mandó un audio por Facebook para que "la hagan desaparecer como los nazis hicieron desaparecer a los judíos" porque la colega es afiliada al PJ y se identifica con el kirchnerismo. La denuncia la presentó al mediodía ante el Ministerio Público de la Acusación (MPA) junto a su abogada, Nora Rebossio, para que el fiscal investigue una supuesta "apología del delito" o "instigación a cometer delitos". Y poco después recibió dos llamadas: una era del Inadi, que también interviene en el caso, y le informó que Beltrame había aceptado una instancia de conciliación, por lo tanto, le proponían realizar la audiencia el 19 de julio. Y la otra, la anotició que el Ministerio de Educación desplazó a la docente del aula donde dictaba clases y la reubicó en otra escuela, en un barrio del cordón oeste, donde realizará "tareas administrativas" hasta que se resuelva el sumario que le iniciaron.

"Celebro que esto no quede en la nada", escribió Salomé en su muro en Facebook, al plantear que la maestra que reivindicó el terrorismo de estado, la desaparición de personas y el nazismo tendrá que hacerse cargo de su conducta. "Hace un rato me enteré del desplazamiento de Beltrame a tareas administrativas" por el programa "La Pulpo" de la emisora LT9. "Justo hoy (por ayer) presenté formalmente la denuncia penal en el MPA. Y también me llamaron de INADI Santa Fe para informarme que la docente que reivindicó al nazismo y la desaparición de personas en un audio" que le envió por Facebook "accedió a la instancia de mediación que ofrece el organismo".

"Aplaudo que esta situación no quede en un hecho anecdótico más o en una tapa de diario. Creo profundamente que se puede construir una sociedad mejor. No dejemos pasar este tipo de actitudes. Tolerancia cero a los guardianes/as y reivindicadores/as del odio. Gracias por el aguante", agregó.

Salomé no ocultó su alivio cuando se enteró que Beltrame ya no estarß frente a sus alumnos. "Como primer paso es bueno", le comentó al colega Claudio "Turco" Cherep. "Es para destacar, si bien es una medida transitoria, es buena".

El desplazamiento del Beltrame de sus clases ya había sido reclamada por el Foro contra la Impunidad y por la Justicia (que integran Madres de Plaza de Mayo, Hijos, Familiares de Desaparecidos, la Liga Argentina por los Derechos del Hombre y otros organismos de Santa Fe), el gremio docente Amsafe, organizaciones de la comunidad judía. "¿Qué enseñará esta maestra a sus alumnos? ¿A discriminar, violencia, racismo?", se preguntó la Asociación Israelita I.L. Pérez y solicitó al Ministerio de Educación tome las medidas necesarias para evitar que la situación se repita y haga cumplir la ley antidiscriminatoria 23.592".

Sencar dijo que le resultaba "imposible sacarse de la mente el nivel de agresión" de Beltrame que "se tomó el trabajo de entrar" a su Facebook, investigarla y descargar todo su odio y resentimiento por una cuestión de identidad política" y "sin el menor desparpajo, hacer apología de la desaparición forzada de personas y el nazismo".

Consideró una afrenta a la "democracia" que la docente hubiera estado al frente del aula hasta ayer y pudo transmitir "a sus alumnos todo el odio, resentimiento e intolerancia respecto de quienes piensan distinto, dando como solución que se los ejecute, torture o se los haga desaparecer".

"Cuesta asimilar, que una persona que tiene a su cargo la formación de niños pueda tener ideologías tan extremas. Evidentemente no le importó quienes fueran los receptores de su mensaje o que algún receptor lo pudiera poner en práctica, solo le importó el total desprecio de un ser humano que piensa distinto y su deseo que sea tratado como lo hicieron los criminales de guerra nazis con los detenidos en los campos de exterminio", concluyó.