Google+ Followers

jueves, 7 de junio de 2018

Analizan Muestras De Tierra Y Agua De Los Bajos Submeridionales

En la mañana del último martes, el presidente de comuna de Fortín Olmos, Rodrigo Acevedo junto a la edafóloga María López, recorrió los bajos submeridionales para tomar muestras de la tierra y el agua del lugar y luego analizarlas para saber para qué sirven y cómo trabajarlas.

Las muestras de tierras que se tomaron fueron en cercanías de la laguna La Tigra, pleno corazón de los bajos submeridionales, allí se realizó una excavación de 84 cm aproximados, que es hasta donde empieza a filtrar el agua, de esa excavación la edafóloga fue tomando muestras de las tres capas existentes, las que se analizará junto al agua que filtró para verificar que contenidos de proteínas y minerales tiene la tierra y el agua del lugar y así saber para qué sirven, que tipo de pasturas se puede sembrar y que producción es factible.

“Recorrimos los caminos rurales y comenzamos el estudio del suelo en los bajos submeridionales. Saber cómo se compone la tierra nos permite saber para qué sirve y cómo trabajarla”. “La edafóloga se llevó todas las muestras y ahora estamos a la espera de los resultados”, manifestó el presidente comunal de Fortín Olmos.

Qué es la edafología

La edafología es una rama científica que se desprende de Geología. Concretamente se encarga de evaluar, estudiar y comparar los suelos y determinar si su composición afecta a la naturaleza y a los organismos que se desarrollan sobre y dentro de este. Siendo el suelo, la enorme plataforma en la que los seres humanos y los animales terrestres hacen su vida, se debe realizar un estudio conciso de las condiciones en las que se encuentra antes de realizar una edificación o estructura útil para la vida cotidiana, este es el rol de la Edafología.

La edafología estudia a fondo la composición del suelo y determina aspectos muy interesantes de interés técnico y arquitectónico como por ejemplo la edad de la tierra y sedimentos que lo conforman. El suelo está conformado básicamente por una roca a la que se le llama madre, bien sea por su tamaño o por su presencia en un radio de estudio, compuestos como el dióxido de carbono, seres vivos en descomposición que con el paso del tiempo y el embate de la erosión y el clima generan humus y muchos compuestos orgánicos e inorgánicos en diferentes estados (sólidos, líquidos y gaseosos). Si se determina como ha avanzado el proceso se puede determinar la edad y estado en el que se encuentra el piso.

En la historia de la edafología encontramos un gran interés en el siglo XVIII por realizar la clasificación de los suelos, no sólo para la construcción, sino también para la exploración y explotación de estos, ya que en los suelos se pueden encontrar enormes reservorios de minerales útiles para la manufactura y piedras preciosas de toda índole.