Google+ Followers

miércoles, 2 de mayo de 2018

Una Maniobra Para Defender El Tarifazo


Los opositores consiguieron los avales necesarios para llevar al recinto de Diputados el proyecto que retrotrae los precios de los servicios a diciembre de 2017. Sin embargo, el oficialismo cambió el modo habitual de contar las firmas y sostiene que el despacho mayoritario es el suyo.

A la amenaza del jefe de Gabinete, Marcos Peña, de que el Ejecutivo Nacional vetará cualquier proyecto que suspenda el aumento de los servicios públicos Cambiemos le sumó en el Congreso una maniobra tendiente a dificultar allí el tratamiento de la iniciativa que impulsa la oposición para retrotraer el precio de los servicios públicos a diciembre de 2017: modificó el modo habitual de contar las firmas para los dictámenes y desconoce la mayoría que reunieron los opositores a favor de su proyecto.

Además de volver atrás con el aumento de las tarifas, la iniciativa de la oposición contempla que los servicios públicos solo podrán ser actualizados al ritmo de la suba de los salarios. También establece una rebaja del IVA del 50 por ciento para los consumidores residenciales y para las pymes.

“La gente no aguanta más”, aseguró el titular del bloque de diputados del Frente para la Victoria- PJ Agustín Rossi poco antes de que se iniciara el debate en el que la oposición reunió la mayoría que ahora Cambiemos desconoce.

La oposición había logrado imponer su proyecto la semana pasada en la reunión conjunta de las comisiones de Obras Públicas y Defensa del Consumidor. Allí consiguió 29 firmas a favor de la iniciativa y Cambiemos 24 de apoyo a la suya. Hoy en la Comisión de Presupuesto y Hacienda el oficialismo 23 avales y los opositores 22.

Derrotados por 51 a 47 en el resultado global del plenario de las tres comisiones, los oficialistas salieron con una modificación del modo en el que siempre se han contado las firmas. Lo que argumentan es que los votos de aquellos diputados que integran más de una comisión se cuentan una sola vez. Ese modo de contar le daría la ventaja a Cambiemos que para poder consumar la maniobra sacó de Presupuesto a tres legisladores que también están en Obras Públicas y Defensa del Consumidor –es decir diputados cuyos votos se repetían- y los reemplazó por otros.

Lo que determina la cantidad de firmas que los despachos reciben en comisión es el orden en el que se tratan luego en el recinto. El de mayoría es el primera que se somete a debate. La jugada del oficialismo abre una discusión que quedó planteada hoy mismo y que se repetirá la semana próxima cuando los proyectos lleguen al recinto. Cambiemos embarra la cancha y busca ganar tiempo para tratar de llevar a su vereda a alguno de los que hoy están parados en la de enfrente y evitarle a Mauricio Macri pagar el costo político de vetar la ley que la oposición podría sancionar para ponerle un freno al tarifazo.