Google+ Followers

sábado, 12 de mayo de 2018

No Hay Edad Para El Tarifazo

La empresa Edenor quitó el medidor y dejó sin servicio eléctrico a una anciana de 91 años por no pagar una boleta de 26 mil pesos producto de la secuela de tarifazos desatada por el gobierno de Mauricio Macri. El hecho ocurrió el viernes último en el partido bonaerense de San Miguel mientras la mujer festejaba su cumpleaños y estaba rodeada de sus familiares. “Sentí un dolor en el pecho porque estoy en tratamiento por taquicardia. No quise llorar para que los chicos no se preocuparan”, contó Eva.

La vecina vive en Belgrano al 400 de la localidad de Bella Vista. "Estábamos festejando. Los chicos me quisieron dar una sorpresa", narró pero la sorpresa llegó cuando se cortó la luz y salieron a ver qué ocurría. “Es vergonzoso que todo aumente y que no tengamos solución. Mi familia trabaja y trabaja y no llega a fin de mes”, lamentó. Ahora tiene luz porque su hija, que vive en una de las dos casas del terreno, le pasó un cable. Es decir que la deuda de los 26.323 pesos sigue en pie.

“En un mes tenemos que saldar toda la cuenta”, aclaró durante una entrevista por C5N Gerónimo, el yerno de Eva. Él vive en una casa de adelante, ella sola en la de atrás y “cada uno tiene su propio medidor”, aclaró.

El planteo llegó a Edenor. “Dije que era imposible pagar esa boleta y se comprometieron a dar una respuesta en 15 días. No hubo ninguna notificación, y si hubiera llegado, no podría haberla pagado porque no tenemos ese dinero”, relató.

Finalmente el hombre señaló que “me dijeron que el la revisión (de la factura) había salido desfavorable, así que estábamos esperando el corte”. La opción que le dieron fue saldar la deuda “en tres cuotas, una cada quince días. Pero pagarlo sigue siendo imposible”.

El problema data de enero pasado cuando a la vecina le llegó una factura de 1300 pesos. En febrero llegó la de 26 mil. La explicación que dice la boleta es que de “ajuste y otros conceptos” hay 24.502,96. La familia no se explica las razones del monto. Eva vive sola. “Miro poca tele y escucho música”, dijo ella. En las oficinas de Edenor “no me supieron decir por qué era el ajuste”, agregó su yerno.

“Comunicarse con el ENRE es imposible. En Defensa del Consumidor, de la Municipalidad de San Miguel, me tomaron el reclamo y tengo audiencia para la semana que viene”, aseveró Gerónimo.

Eva le envió un mensaje a Mauricio Macri: “Al Presidente  le diría que escuche a todos los que lo votaron. Es muy ingrata la vida con todos nosotros. Y no digo más nada porque soy una vieja llorona”, concluyó.