Google+ Followers

martes, 29 de mayo de 2018

El Regreso De María Eugenia Bielsa

Lunes laborable, seis de la tarde, casa vecinal del barrio Los Hornos, en la zona norte. María Eugenia Bielsa está rodeada por unos 300 militantes de toda la provincia que la escuchan con entusiasmo porque ella los convoca a construir "un espacio político de abajo hacia arriba". Les habla como una "militante más". Dedicó el día a reuniones con históricos del PJ, entre ellos la diputada nacional Silvina Frana, escuchó a un grupo de profesionales jóvenes y cerró su actividad con un "encuentro de trabajo". Para Bielsa no era "un acto", pero desde la mirada militante es su lanzamiento político o la confirmación -‑en los hechos-‑ que quiere ser la gobernadora de Santa Fe en 2019. El eje del espacio es el peronismo, pero su llamado es a todos los santafesinos, a los extrapartidarios, a los que quieren recuperar la provincia para "el proyecto nacional y popular". "El peronismo es el único partido al que le queda una doctrina aún vigente para poner en alto. Hay que cumplirla, pensemos en todo lo que podemos aportar" y "a eso nos convocamos", dijo. "Santa Fe es una provincia expectante, que tiene grandes expectativas, que se puede ganar", agregó.

Bielsa tiene su estilo, así que ayer su agenda estuvo blindada para la prensa. Aún así se conocieron algunas de sus reuniones políticas, con referentes del PJ, jóvenes profesionales del grupo "El Ceibo" --que ella mencionó en su discurso‑-, su mano a mano con Frana. Y el cierre de la tardecita con unos 300 militantes de toda la provincia, convocados por "Encuentro por Santa Fe", un "espacio en construcción", como lo llaman sus impulsores.

Llegó a la casa vecinal de Los Hornos con el ex diputado Oscar Daniele y el secretario adjunto de la Asociación Bancaria, Carlos Rivero. Allí, la esperaban la ex diputada nacional Ana Berraute, Carlos Barragán y el ex intendente de Santo Tomé, Roberto Schmidalter. Más, el concejal Juan Cesoni y los ex candidatos Andrés Rodríguez y Humberto Galarza, entre otros. Schmidalter y Barragán abrieron el coloquio que seguía con mesas de debate de un documento: "En el Fondo hay más pobres".

"Queridos compañeros y compañeras", les dijo Bielsa. Y saludó la posibilidad de construir "un espacio político de abajo hacia arriba". "Durante años, hemos construido de arriba hacia abajo y la verdad es que no nos ha quedado nada --admitió-‑. Ni la Nación, ni la provincia, ni los municipios. Y ha perdido nuestra gente y el proyecto popular, el que cuida de los que menos tienen. Ese es proyecto que perdió".

Bielsa dijo que "las candidaturas surgen de la gente, no del deseo personal. Uno puede querer cualquier cosa, pero el que decide es el voto.  Y eso genera en el corazón un enorme agradecimiento. Y una deuda que no se imaginan lo fuerte que es para aquellos que alguna vez fuimos premiados con el voto popular".

Y sorprendió con una definición: "Tengo una enorme deuda", con la provincia. En las elecciones de 2011, la lista de diputados provinciales que encabezaba tuvo más votos que el ex gobernador Antonio Bonfatti. "Esa es una deuda de gratitud que conmueve, que no se olvida, queda un vínculo con la ciudadanía que no se olvida nunca más y eso lo digo con el más profundo de los sentimientos".

"El peronismo está en una situación de nuevo tipo. Siempre en Santa Fe teníamos un eje ordenador: el ex gobernador Reutemann o el ex gobernador Obeid. Siempre había alguien que ordenaba. Y en algún punto eso es una comodidad: uno ordena y el peronismo se ordena. Pero esta vez no hay ordenador. Esta vez, todos vamos a valer por lo que seamos capaces de construir. Es un gran desafío y una oportunidad de hacer política de una manera distinta", agregó.

"Y a nivel nacional, también hay una mirada distinta. Me parece que en otras etapas, no hubo mucho interés que en Santa Fe ganara o no ganara el peronismo porque en definitiva nuestros votos no cambiaban la situación de nuestro candidato a presidente. O no se veía de esa manera. Esta vez, Santa Fe es una provincia expectante, que tiene grandes expectativas de ser recuperada por un proyecto popular".

"Entonces --concluyó Bielsa-‑ nosotros creemos que debemos aportar. Primero, a nuestra provincia y después, a aquel candidato que nos represente en la Nación. Con lo cual, todo está por hacerse y eso es muy motivador para los que queremos dejar algo y para los jóvenes que se acercan a la militancia, y eso me emociona".