Google+ Followers

sábado, 12 de mayo de 2018

Catalino Comán. De Indigente A Empresario Público


Ptesidente Comunal. Catalino Coman
He aquí, un hombre que surgido de la pobreza, de una familia humilde, que poblado de carencias y necesidades trazó un plan para ganar una campaña que lo ubicó, finalmente, en el poder. Se auto financió con $ 45.000 de haber mensual, se compro una camioneta Hilux – 4x4 – modelo 2016, un tractor y acoplado, una lancha, 50 vacas y un toro valuado en $ 250.000. La acumulación de capital apenas le costó 5 meses de función pública. En su Comuna no se atiende a nadie, se niega ayuda enfáticamente y se maltrata al personal y a cualquiera que ose desmitificarlo. Un fiscal, por favor, ¡¡¡por acá!!! Hay mucho para investigar.

Catalino Comán, hombre que utilizó al Socialismo provincial para hacerse de renombre y respeto. Vecino humilde raido y templado en la pobreza y la necesidad, se crió y se educó en Villa Ana, como otros cientos de chicos que pretenden alcanzar un lugar en la vida. Logro gestionar una pensión por discapacidad dado que le falta un dedo de su mano. Siendo amigo de amigos de un socialismo que necesitaba gente que se anime, logró que el gobernador mandato cumplido, Hermes Binner, lo agasajara con un haber importante, dineros con que se hizo un status en la vida y pudo abrirse camino en una campaña que logró ganar sacando importante diferencia de votos al oficialismo villanense. Ante las denuncias periodística que hicieron ver la incoherencia de cobrar dos haberes de la misma caja, el socialismo le quitó la chapa ñoquis, con que lo mantuvo más de 10 años.

   Una vez en el poder y con sus acólitos, Comán se cargó la enemistad de cientos de personas que se sintieron defraudado y engañado por quien, pocas semanas atrás, resultaba una esperanza de cambios, de expectativas, de poder salir de ese infierno en que muchos decidieron alejarse desde su mano, gestión y decisiones políticas que tanto tiempo aguardaron. La gloria finalmente había llegado. La esperanza dejaba de ser tal, para convertirse en una realidad al alcance de los sueños de tantos.

   Comenzó su raid de gestión echando gente e intentando nombrar a otras de su palo partidario. Dispuso el traslado de personal calificado administrativo mandándolos a barrer las calles, cortar el pasto y juntar hojas. El cementerio de Villa Ana jamás tuvo tantos funcionarios administrativos para cuidarlo. Echó a cuanta gente se acercó y se acerca para pedir ayuda y sobrellevar su hambre y necesidad. Intimaciones e intimidaciones de tener que pagar hasta el último centavo de cualquier servicio es parte de su discurso duro, audaz, aleccionador e intimidante. En la historia de Villa Ana ninguna escuela pública pago jamás el agua potable. He aquí un proceso inaugural en su gestión política. Pues ahora y desde ahora, tendrán que pagarla.

   Temas que dejan y suman toda posibilidad de discutir y poner en contraste decisiones políticas, sin dudas. No obstante y al margen de abonar a un debate claro y necesario, en Villa Ana pasan otras cosas. Otras graves cosas que han dejado de ser parte de un debate y que por estas alturas de los acontecimientos necesitan la intervención de un Fiscal en turno, un Juez y una profunda investigación sin mayores dilaciones.

   Catalino Comán ya se compro una camioneta Hilux cuyo valor asciende a más de $ 500.000 que según explicó a su Comisión Comunal, sacó un crédito para adquirirla. Lo que Comán aun no explicó es la compra de 50 vacas y un toro por el valor de $ 250.000, visibles mejoras en una pequeña parcela de su padre - 10 ha. - con maquinas de la comuna que la está acondicionando para establecer e inaugurar un feedlot. También adquirió un tractor con acoplado que se lo alquila a la misma comuna donde él es el presidente institucional, violando leyes que no solo lo impiden, sino que la prohíben de manera taxativa.

    La última adquisición del presidente comunal, Sr. Catalino Comán – socialista – es la compra de una lancha de segunda mano a un vecino de Villa Ana, que según explicó, se la mando la provincia de Santa Fe para menesteres en lo que su comuna está afectada en términos navegables. Villa Ana, a diferencia de otros tantos pueblos, no tiene ríos ni riachuelos cercanos y su economía, lejos está de depender de las bondades de ríos o lagunas. Al margen de no existir en la provincia de Santa Fe un proyecto institucional que facilite la compra ni adjudicación de lanchas para menesteres institucionales y/o productivos. Tendrá que explicar el Sr. Coman y toda la Comisión Comunal en su conjunto el acondicionamiento de un mini hipódromos al que afectaron dineros públicos destinado a ser explotado por amigos del presidente agenciados como signatarios o concesionarios del predio sin un permiso que habilite las instalaciones ni la citada “explotación ilegal” que se viene haciendo desde hace menos de un mes.

   Creo y creemos, que la presencia de un Fiscal de la justicia y de representantes de organismo públicos de control de la provincia acrediten una urgente investigación ante el desmadre que se está llevando a cabo en la comuna de Villa Ana; ayudaría necesariamente a establecer estabilidad social, institucional y política a una comuna que hoy está gobernada por inescrupulosos, mentirosos y estafadores sociales y políticos. De su majestad “La Justicia” depende.