Google+ Followers

jueves, 31 de mayo de 2018

Caso Nora Vázquez. La Nisman De La Educación

Por Huber Cracogna

A 24 horas de haberse denunciado la estafa llevada a cabo en Villa Ana con montos que superan los $ 400.000 no pagados a las entidades educativa, caso en el cual varios directores firmaron rendiciones apócrifas sin haber recibido un solo peso, se instalan un paradigmático caso que se derrumba ante las flagrantes anormalidades que presenta: En la investigación que aún se lleva a cabo NO FUERON comprobadas irregularidades pedagógicas ni económica. Tanto el marido que brindo reemplazos como Germán Rodríguez dieron y dan clases en diferentes establecimientos del norte, sin recibir denuncias ni considerar irregular su actividad pedagógica en el resto de los establecimientos. Solo resulta pasible de investigación a quien se debía nombrar, por escalafón, como la nueva Supervisora.

El Caso Nora Vázquez, actual directora del EEMPA Villa Ana, suspendida del cargo en setiembre del año 2017, fue acusada de irregularidades en su gestión al frente de la entidad educativa, cuando y paralelamente, el Ministerio de Educación de la Provincia había considerado su postulación logrado con el más alto puntaje conforme a ocupar el cargo de Supervisora del sistema EEMPA de la Provincia. Una misteriosa denuncia obligó a poner la lupa en su escuela siendo acusada de permitir dar clases a un par de docentes que realizaron reemplazos en la escuela en cuestión.

   Román Gómez, su esposo, acredita título docente en tecnología en el nivel primario. Solo habilitante en el nivel medio. Desde hace 6 años brinda clases en distintas escuelas de todo el norte santafesino. Para el ministerio y ante las denuncias radicadas, solo parece haber sido irregular en la escuela en la que su esposa es directora. Germán Rodríguez, quien acredita 2 titulo académicos brindaba clases en la escuela en tiempos en que era estudiantes de la carrera. Solo resulta ilegal en el EEMPA Villa Ana, donde Nora Vázquez fue directora: Las mismas horas cátedras y en el mismo tiempo las brindó en la escuela de nivel medio 273 Juan Galos de Lavalle sin haber recibido una sola advertencia de lo que podría juzgarse como irregular. La doble vara con que se juzga el caso Vázquez no para de facilitar extrañas sorpresas. Sumado a lo cual, Germán Rodríguez jamás fue formalmente notificado de tales irregularidades. Se enteró ante la publicación de un medio periodístico.

La Escuela de Nivel Medio N° 273 Juan Galo de Lavalle fue gestionada y creada, en los principios de los 70´ por quien oficiaba de Director de la entonces escuela primaria 096 – hoy 6096 Domingo Faustino Sarmiento – Raúl Maibel  Del Giudice. Del Giudice fue director de la entidad secundaria y todo el cuerpo docente que lo acompañó por décadas fue ocupado por docentes primarios de la localidad. Ninguno acreditó títulos de profesorado, solo docente primario. La mayoría se jubiló acreditando las horas cátedras del mismo modo que su trabajo en escuelas primaras del medio. ¿…? Solo en la ciudad de Villa Ocampo podemos mostrar más de 30 casos en la que los reemplazantes, en su mayoría, son estudiantes de la docencia, sin exigirle acreditación académica para tal fin. Los casos pueblan la provincia y se multiplica a lo ancho y largo de ellas, desde hace décadas. Es extraño que se denuncien esas prácticas que solo parece estar al margen de la ley en una única escuela cuya directora logró el máximo puntaje conforme a ocupar el cargo de Supervisora.

Lo más llamativo aún resulta lo extra temporal del caso en que aparece en la prensa de la región con pretensiones de escándalo, incluso titulado con una Falsa Información – Nora Vázquez nunca fue expulsada de la escuela -. Un expediente que comenzó en setiembre del 2017, en la actualidad solo cobró mayores avances y los poco que arrojó son resultados que la exculpan de las acusaciones reinantes. Los aspectos pedagógicos de la dirección resultaron negativos del mismo modo que las pericias en el manejo público de fondos de la entidad. La acusación solo recae en haberle dado reemplazo a Román Gómez, su esposo. ¿Es el único caso en la Provincia?

   Román Gómez tiene realizados reemplazos en la entidad educativa que no superan los 10 días concretados a lo largo de 6 meses. De la acusación que revela que “no podía realizar tales reemplazos dado que estudiaba en Las Toscas” – Lengua – en el mismo horario que debía dar clases, es fácil y práctico comparar los horarios afectados a los reemplazos con las inasistencias que figuran en el establecimiento Ángel Cárcano. No existe tal incompatibilidad de horarios.

Solo en Villa Ocampo existen caso en la que la pareja matrimonial trabaja en la misma escuela, incluso, en una de ellas, la directora - esposa – alberga el trabajo no docente que desarrolla su marido. Villa Ana ha tenido a un matrimonio trabajando en el mismo establecimiento por más de 20 años: uno de los esposos fue director de un establecimiento en la que su compañero era docente y, en la segunda entidad educativa, se invertían los roles. Ambos se jubilaron sin tener un solo reproche por parte del ministerio ¿Que leyes cambiaeron en estos extraños tiempos?

   Tal vez, lo único que nunca cambió es el hecho que espanta hasta el estupor en saber que un/a docente del norte del Departamento Ogligado podría ocupar cargos jerárquicos solo reservados a trabajadores oriundos de Reconquista, Santa Fe o Rosario. O Tal vez, a quienes han hecho de la genuflexión y el chupamedismo su miserable profesión.

   Se sabe que las autoridades políticas y ministeriales del departamento obligado guardan bajo la alfombra irregularidades que la prensa jamás hará público. Se sabe que los cargos se establecen desde criterios políticos y el Senador tiene la potestad de "sugerir" quiénes ocuparán esos cargos. Se sabe que esos cargos terminan siendo objetos vergonzosos en las que se cambian figuritas para fortalecer el imperio del poder y de la impunidad. Se sabe que suvito escándalo provocado reemplaza y distrae la atención para tapar otros escándalos. También se sabe que los escándalos pasan y la verdad aflora y se impone. También se sabe que las miserias de muchos se lavan con la inocencia de otros tantos.