Google+ Followers

viernes, 20 de abril de 2018

Volvió La Banda De Robert Cano

Hace 15 días la Concejal Da Silva denunció la entrega discrecional de terrenos fiscales a vecinos de Villa Ocampo ampliando la irregularidad al señalar que con uno de ellos la municipalidad “fue en extremo generoso”. Da Silva trasladó la charla con los vecinos e indicó que le dijeron que el Sr. Robert Cano fue quien ejecutó la orden de entrega y mensura de los terrenos. Días después de la denuncia y antes de responder el pedido de informes, maquinas y tractores de la municipalidad voltearon todo lo plantado por distintos vecinos comandados por el propio Robert Cano. Uno de ellos denunció que el propio Paduan lo habilitó a ocupar los terrenos y servicios.

Diego Peralta, un vecino que se acredita como mecánico y electricista del automóvil fue beneficiado de palabra por el intendente Enrique Paduan, según denuncio a un medio periodístico de la localidad, a pocas horas de ver como maquinas y tractores de la municipalidad le tumbaron todo lo plantado en el predio incluyendo una incipiente construcción que Peralta llevaba adelante con el fin de instalar su taller mecánico.

   Peralta resaltó que el propio Paduan fue quien lo habilitó a ocupar el terreno, igual que a otros tres vecinos. Lo que resulta una usurpación encubierta y legitimada por el propio intendente que huele a pago de favores electorales, compromete una franja significativa ubicada en adyacencia de la Terminal de Ómnibus que pertenecen a terrenos fiscales cuyo dueño fue Ferrocarriles Argentinos. Existen vacios legales tanto para otorgar como para desalojar a vecinos que han ocupado y utilizado, en particular, casas que pertenecían a la empresa estatal. En el caso, queda claro que Paduan habilitó de palabra la usurpación y ante la denuncia que ingreso al Concejo Deliberante, fue él mismo quién mando a desalojar llevándose puesto con maquinas lo que se alcanzo a construir.

   Lo sorprendente de la denuncia de Peralta es que todos los asentamientos que se denunciaron cuentan con servicios públicos que de no mediar una decisión política, jamás lo podrían facilitar, atento a que no se cuenta con títulos de propiedad y se encuentran relativamente lejos de la terminales y estructuras que trasladan tales servicios públicos como agua potable y energía eléctrica.
  
   “Hasta me prometieron un papel para bajar los servicios para funcionar. De hecho, el vecino que está en las mismas condiciones que yo ya tiene bajada la luz eléctrica a su taller”, resaltó Peralta en tanto explicó que quién comandaba a las maquinas que le tumbaron todo lo que construyó, fue el Jefe de insectoría, Robert Cano. Da Silvia denunció en el recinto que los vecinos le dijeron que fue el mismo Robert Cano quien distribuyo los terrenos y estableció los límites de cada uno, hace semanas atrás.

   La irregularidad que fuera denunciada en el Concejo Deliberante siendo aprobado como pedido de informes al municipio, se contrapone con lo revelado por Peralta al explicar que fue denunciado por el municipio en la policía donde tuvo que ir a declarar y fue la propia Da Silva quien le recomendó que se acerque, además, al Concejo Deliberante con las facturas de lo comprado en la construcción que fue arrasada con un maquina municipal.

   Esta denuncia forma parte de la tantas irregularidades que se ejecutan desde el municipio local donde el Sr. Jefe de Inspectores municipales, Sr. Robert Cano, es quien oficia de Rigoletto o, en su defecto, Como Grupo De Tereas, según el pedido del ejecutivo conforme a arbitrar o responder oficiando de Videla tras utilizar el apriete y el monopolio de la fuerza del estado borrando con el codo lo que se comprometieron con su propia palabra.