Google+ Followers

martes, 3 de abril de 2018

Los Docentes Vuelven Al Paro Y Se Profundiza El Conflicto Salarial

Tras la decisión de la provincia de otorgar el aumento por decreto, no habrá clases mañana ni pasado en escuelas públicas y privadas. Después que el gobierno de Miguel Lifschitz decidiera fijar por decreto el aumento salarial para este año, los gremios docentes iniciarán mañana un nuevo paro por 48 horas.

La medida de fuerza impactará tanto en las escuelas de gestión pública como privada y se mostrará en las calles de la capital provincial donde se proyecta una “contundente” movilización.

“La decisión de cerrar por decreto la paritaria generó mucho malestar y cayó muy mal entre los docentes de la provincia”, advirtió ayer la secretaria general de AMSaFe, Sonia Alesso.

La dirigente del gremio que nuclea a los maestros de escuelas públicas apuntó que la medida “no favorece el diálogo” y “profundiza el conflicto” abierto en el marco de la negociación salarial.

“El gobierno provincial es el responsable de la agudización de este conflicto”, remarcó la gremialista.

Con esos argumentos, Alesso volvió a ratificar el paro de mañana y pasado, y la movilización que se desarrollará a partir de las 10 del miércoles en la capital provincial, terminando con un acto frente a la sede del Ministerio de Educación provincial.

El gremio que agrupa a los educadores de establecimientos de gestión privada también se sumará a la medida de fuerza.

“El aumento que plantea el gobierno es insostenible y que lo hayan impuesto por decreto empeoró todo”, apuntó ayer el secretario general del SADoP Rosario, Martín Lucero.

Así planteado, el conflicto abierto entre la provincia y los sindicatos de maestros parece lejos de encontrar una salida.

En contrapartida, tanto el gremio que representa a educadores de escuelas estatales como privadas ratificaron el paro de 48 horas para mañana y pasado.

La medida de fuerza ya había sido votada por las asambleas de cada gremio cuando se rechazó la última oferta oficial, un incremento del 9 por ciento con el salario de marzo y otro 9 por ciento de aumento con el sueldo de agosto, ambos porcentajes considerados sobre el salario de diciembre pasado. Entonces se acordó que si el gobierno no llamaba nuevamente a paritarias, se llevaría a cabo una huelga durante el próximo miércoles y jueves.

Un nuevo escenario

Para los gremios, la decisión de fijar por decreto los porcentajes de aumento crea un escenario distinto al que siguió la negociación salarial en los últimos diez años.

Según advierten, el decreto que otorga los aumentos salariales genera un “antecedente inquietante porque si se fija el aumento por decreto, se imponen unilateralmente el porcentaje, la paritaria dejó de tener sentido”, destacó Lucero y consideró que “volvimos diez años atrás, a la época previa a las paritarias”.

Y Alesso apuntó que la medida viola “abiertamente” la ley de paritarias de la provincia que posibilitó la negociación salarial durante los últimos diez años. “Estamos en un escenario en que se impide la continuidad de la discusión”, sostuvo.

La semana pasada, AMSaFe repudió la decisión mediante un comunicado donde se advierte que “el cierre unilateral y arbitrario de la discusión paritaria emulando de esta forma, el esquema del Ejecutivo Nacional que dispuso anular la vigencia y validez de la paritaria como ámbito democrático de discusión del salario”.

El escrito apuntó que “este accionar responde al quiebre de la autonomía provincial que produjo la firma del pacto fiscal que pone un techo a la paritaria y restringe gravemente el derecho de los trabajadores a la negociación colectiva”.