Google+ Followers

miércoles, 21 de marzo de 2018

Una Propuesta Que "No Es Mala"

Les ofreció a docentes y trabajadores estatales un aumento del 18 por ciento en dos tramos: 9 en marzo y 9 en agosto. Más, una cláusula gatillo que se activará en cualquier momento del año si la inflación supera ese porcentaje.

La tercera propuesta salarial del gobierno al sector público rompió el techo del 15% que había impuesto Mauricio Macri para las paritarias en el país. Les ofreció a docentes y trabajadores estatales un aumento del 18% en dos tramos: 9% en marzo y 9% en agosto. Más, una cláusula gatillo que se activará en cualquier momento del año si la inflación supera ese porcentaje, como garantía de que la pérdida del salario real será compensada de manera automática. La política cambió los semblantes. "Es una propuesta que mejora la anterior porque el 18% es real y se traslada totalmente a los jubilados. Va a ser analizada en la asamblea", dijo la secretaria general de Amsafé, Sonia Alesso. Mientras que la ministra de Educación Claudia Balagué se mostró confiada de la respuesta de los maestros: "Creo que la van a aceptar".

Las dos paritarias negociaron en simultáneo. El ministro de Gobierno Pablo Farías recibió a los jefes de UPCN, Jorge Molina, y ATE, Jorge Hoffmann, en la Casa Gris, mientras que Balagué se reunió con Alesso y su colega de Sadop, Patricia Mounier, en el despacho del ministro de Trabajo, Julio Genesini. La mesa de los estatales se levantó antes y ahí trascendió el ofrecimiento del 18% en dos cuotas. Pero hay una excepción: les garantiza a las categorías más bajas un sueldo de 15.500 pesos a partir de marzo, lo que implica que van a cobrar el aumento en una sola vez.

"Entendemos, que la propuesta fue bien recibida por los dirigentes de Upcn y ATE y esto será trasladado a las bases", planteó el ministro de Gobierno. Para Upcn "no es mala", la última propuesta paritaria. "Se mejoró la propuesta y esta sí puede ser analizada", dijo Marcelo Picardi, secretario de Relaciones Institucionales del gremio.

La paritaria docente se extendió durante cinco horas, entre las 10 y las 15. Mounier justificó el cabildeo porque después de un cuarto intermedio de dos horas, el gobierno "llegó al 18% real, redujo de tres a dos los tramos, adelantó el segundo al mes de agosto y garantizó que la cláusula gatillo se activará de manera automática apenas la inflación supere el porcentaje. Esto significa que no se repetirá lo que ocurrió en 2017, que se aplicó a fin de año y la diferencia recién se pagó en febrero de 2018".

"Santa Fe se destaca por su oferta salarial a los docentes, que no solo supera la anterior, sino a las del resto del país", dijo Balagué.  Y explicó que la clave es el porcentaje (18% en dos cuotas), pero también la cláusula gatillo que compensará cualquier caída del salario real en cualquier momento del año. "Con este aumento, un docente que recién se inicia (el cargo testigo, que es el cinco por ciento de la planta docente de la provincia) llegaría a 17.800 pesos", explicó la ministra. "Un director de escuela primaria a 37.200, un director de secundaria 45.900, un profesor superior a 46.200 y un supervisor a 50.000. Esto nos da un promedio del salario docente en la provincia de Santa Fe superior a los 33.000 pesos de bolsillo".

"Ahora vienen las asambleas y las votaciones en las escuelas. Esta propuesta sólo se hará efectiva si se la aprueba. Es muy importante que los docentes se acerquen a votar, que participen en las escuelas porque de eso va a depender el incremento salarial", agregó. 

Balagué admitió que la negociación fue "difícil" porque "la paritaria docente es larga por la complejidad" de la agenda. Pero se mostró muy confiada en destrabar el conflicto. "¿Cree que los maestros van a aceptar la propuesta?", le preguntó Rosario/12. "Sí, estoy segura", respondió. 

Alesso coincidió que es "mejor a la anterior" (la del 16% en tres tramos), pero supeditó la decisión a los docentes. "La vamos a discutir en la asamblea. Lo importante es que el 18% es real y la cláusula gatillo se activará en cualquier momento del año" si la inflación supera ese porcentaje. "No es un tema menor", aclaró.

Mounier dijo que "el gobierno de Santa Fe no quería romper el techo del 15% que era una imposición de Macri". Pero después de los dos paros de 48 horas y la marcha masiva a la Casa Gris, la situación cambió.