Google+ Followers

jueves, 29 de marzo de 2018

Una De Kung Fu De Un Cura De Aguer

Esteban Alfon, presidente de la Sociedad Argentina de Derecho Canónico, pateó ayer por la tarde a una joven recién recibida de la carrera de Comunicación Social que estaba festejando su título de grado en las escalinatas de la Catedral de La Plata. Tras repudiar a los familiares y amigos que estaban celebrando con las dos chicas, Alfon extendió su pierna e hizo caer dos escalones a una de las chicas, según él mismo dijo, “como si estuviera corriendo una silla”. Al intentar explicar por qué decidió agredirla en vez de pedirle que se corriera sin golpearla, dijo que no podía tocarla "porque estaba toda embadurnada".

“El cura salió muy prepotente a sacarnos del lugar, a decirnos que no podíamos estar ahí porque era la casa de Dios. Como nadie le hizo caso, lo abuchearon por su reacción y en ese momento me pegó una patada, me empujó y caí dos escalones más abajo” relató Sofía Conte en declaraciones televisivas. La joven golpeada por Alfon inició una denuncia penal contra el cura. Conte contó que se trató de una “situación aberrante” porque podría haber caído por las escaleras, pero también por el rol que ocupa Alfon en la Catedral. “Es una persona que le enseña a los nenes, que da misa, fue un momento de tensión tremendo, inconcebible”, amplió.

El cura, por su parte, intentó minimizar lo sucedido luego de que las redes sociales estallaron en su contra tras la publicación del video. “Ni la empujé ni le puse el pie para que se cayera, la corrí como quien corre una silla con el pie”, alegó Alfon, quien además responsabilizó a los familiares por lo sucedido: “Ellos se desbordaron y yo estaba ahí esperando gente de la comitiva de la municipalidad, me gritaron y no reconocieron el lugar de Dios”, insistió el religioso que responde al arzobispo platense Héctor Aguer.

Tras un incipiente pedido de perdón, el párroco cuestionó la publicación de las imágenes y denunció que se trataba del “escándalo en Semana Santa contra la Iglesia”. “Hay marchas de todo tipo que viven ensuciando las iglesias, eso no es justo, es un lugar sagrado y más en estos días”, concluyó.