Google+ Followers

domingo, 25 de marzo de 2018

Crimen De Facundo Ferreyra. Relato En Primera Persona De La Represión A La Pobreza En Tucumán

Desde el corazón de los barrios más calientes de Tucumán, Emilio Mustafá cuenta en primera mano qué ocurre con los chicos víctimas de la situación social. Delincuencia, drogas y doctrina "Chocobar" al desnudo.

Desde hace una década, Emilio Mustafá le ve la cara a la realidad que quedó en evidencia cuando una bala policial mató por la nuca a Facundo Ferreyra, el niño de 11 años que vivía en uno de los barrios populares de San Miguel de Tucumán. El psicólogo cuenta de primera mano cómo viven los jóvenes que se inician de temprana edad en la droga y el delito y por qué la Policía, de la mano de la doctrina Chocobar, no ha hecho más que empeorar la situación.

Mustafá hace trabajo social en los barrios pobres de Tucumán. Se desempeña junto a 70 niños y adolescentes de los barrios La Costanera, Los Vázquez, La Antena, Santa Inés y el Sifón. En diálogo con El Destape, cuenta que los niños comienzan a consumir drogas desde los 10 u 11 años, que la Policía regentea el delito y cómo llegan hast a torturar adolescentes.

-El Destape: ¿Es muy difícil cuando entrás a alguno de estos barrios por primera vez?

-Mustafá: Nosotros generamos un vínculo habilitante. Nos vamos acercando a las esquinas o basurales donde estan los chicos, no nos acercamos preguntando “¿por qué te drogas?”, sino “¿qué necesitas?” Algunas veces los llevás a la salita para sacarle los gusanos en las piernas por las infecciones y como estaban anestesiados (sic) no lo sentían.

"Algunas veces llevás a los chicos a la salita para sacarle los gusanos en las piernas por las infecciones"

-¿Cómo está hoy la situación social?

-Las villas han cambiado radicalmente desde que se afianzó el narcomenudeo. Acá en Tucumán cambió la vida hace 5 años. Los primeros consumos de paco aparecieron en 2007 y dio un salto de calidad en 2011. Antes, el que vendía droga era de afuera del barrio, ahora son familias que venden droga, gente común que puede sacar 15 mil pesos, no son Pablo Escobar.

"La droga es el problema número 3, el principal es la falta de trabajo y luego la pobreza"

El problema de fondo es que van al hospital, se desintoxican pero vuelven al barrio al mismo lugar. La droga es el problema número 3, el principal es la falta de trabajo y luego la pobreza. Nos preocupa mucho el hambre que estamos viendo estos últimos dos años.

Siempre hubo pobreza estructural, pero ahora se nota más. Es un caldo de cultivo y la droga es un problema más pero afecta a nivel vincular, la violencia creció mucho. Hasta hace 3 años la edad de consumo eran 15 años, ahora se estabilizó 10/11 años.

Cortesía El Diario 24 de Tucumán

-¿Cómo actúa la Policía en los barrios? ¿Se vinculan con los narcos?

-Lo vimos como equipo una inmensidad de veces, principalmente la comisaría 11 en el barrio La Costanera (N. de. R. esa comisaría fue cerrada recientemente por el hacinamiento de los reclusos). Todo el mundo sabe donde se vende droga menos el comisario, es muy evidente. Trabajamos con chicos que delinquen, salen a robar para seguir drogándose. Estamos en un clima con un discurso social muy contrario. Cuando planteas una política para ayudar a los chicos, que salen a matar o morir, terminan siendo carne de cañón. Hay un problema de fondo: un discurso de que hay que matarlos a todos, que esta muy de boga últimamente, con mano dura o gatillo fácil.

-¿Cómo es el trato habitual de la Policía con estos chicos? ¿notaste un cambio estos últimos meses?

-Siempre fue discriminatorio. En Tucumán está la ley de Contravenciones que es de la dictadura, le da facultad a la Policia de detenerte solo con un oficial de testigo, te guardan incomunicado por 48 horas y lo usan para recaudar dinero. Es muy común la razzia para la recaudación. En este último tiempo, con lo que viene planteando la ministra Bullrich, que legitima disparar antes que preguntar va generando un clima de odio.

"Creció mucho la intolerancia y la xenofobia"

Muchos chicos que empezaron a caer presos cuando los llevan los golpean ,los humillan... es común que la Policía se burla, los desnudan, les sacan fotos y las viralizan o la familia tiene que arreglar con la comisaría para sacarlo por dinero. En 2013, Tucumán estuvo sitiado por 72 horas. En el barrio 9 de Julio vi grupos policiales incitando a saquear. Tenía armas el panadero, el cura… estaban todos armados ese diciembre.

"La Policía se burla, los desnudan, les sacan fotos y las viralizan" 

-¿Qué está generando todo esto?

-Está creciendo mucho la intolerancia y la xenofobia, esto de que hay que matar a los negros. Eso es poner a los jóvenes como peligrosos, cuando en realidad están en peligro. ¿Cómo va a decir que fue un enfrentamiento lo de Facundo (Ferreyra) si tiene un tiro en la nuca?

"Se está legitimando esto de criminalizar a los pobres y los adictos"

Se está legitimando esto de criminalizar a los pobres y los adictos. El narcotráfico no vive en las villas, es financiero. El que mueve la plata no vive en las villas, si queres ir a fondo tenes que seguir las líneas financieras, los fondos de inversión, los Panama Papers. Está comprobado que el dinero grande se lava ahí. Hay un discurso mentiroso, la solución no es metiendo mas balas. No se resuelve sacando políticas sociales o achicando los presupuestos para educación y salud.

Hay mucha hipocresía. No puede ser que te arrodilles los domingos por el derecho a la vida y los lunes te ves marchando por la pena de muerte y algunos medios fomentan mucho estas cuestiones.

-¿Casos como el de Facundo Ferreyra son comunes o no?

-En los últimos tres años notamos un incremento de chicos asesinados por la Policia. Se nota el cambio de discurso, ahora planteas los DDHH y hay una cosa muy violenta en contra, como que "defendes chorros". Tenemos que vivir en una sociedad democrática, la lucha de los derechos humanos también es la lucha contra la desigualdad social. Es momento justo para pararlo ahora, estamos poniendo en peligro las generaciones que vienen.